TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO

¿QUÉ SON LOS T.C.A.?

Los trastornos del comportamiento alimentario son enfermedades psicológicas que se manifiestan en hábitos inadecuados con la alimentación. Según el DSM V, tenemos la siguiente clasificación y criterios de diagnósticos.

Estos trastornos se clasifican principalmente en los siguientes:

ANOREXIA NERVIOSA

Es un trastorno de origen neurótico que se caracteriza por un rechazo sistemático de los alimentos y que se observa generalmente en personas jóvenes; suele ir acompañado de vómitos provocados, adelgazamiento extremo y, en el caso de las mujeres, desaparición de la menstruación.

BULIMIA NERVIOSA

Es un trastorno de la alimentación de origen neurótico que se caracteriza por períodos en que se come compulsivamente, seguidos de otros de culpabilidad y malestar, con provocación del vómito; se observa generalmente en mujeres jóvenes.

CONSECUENCIAS DE LOS T.C.A.

Ambas enfermedades dejan en nosotros resultados muy negativos desde daños a nuestro organismo, nuestro estado mental y espiritual e incluso la muerte.

CARDIOVASCULARES:

- Arritmia
- La tensión excesivamente baja en la sangre
- Manos y pies frío
- Cierto nivel de insuficiencia cardiaca

DERMATOLÓGICAS:

- Caída del cabello, cabello fino o quebradizo.
- Acné
- Piel pálida-amarillenta y seca

PSÍQUICAS:

- Cambio en el carácter
- Sentimiento de soledad
- Estados de depresión entre otros.
- Aislamiento social y sensación de soledad.

ENDOCRINAS:

- Ovarios poliquísticos
- Déficit de hormonas tiroideas
- Trastornos en la regulación de la producción de insulina

HEMATOLÓGICAS:

- Déficit de glóbulos blancos y plaquetas
- Anemia

DIGESTIVAS:

- Alteraciones el ritmo evacuatorio
- Regreso contenido del estómago hacia el esófago
- Úlcera gastroduodenal o gastritis crónica.

FOLLETOS EDUCATIVOS

PADRES:

ADOLESCENTES:

PROFESORES:

AYUDAR A UNA PERSONA CON T.C.A.

Los Trastornos del Comportamiento Alimentario (T.C.A) son aquellas enfermedades relacionadas con la autopercepción y la distorsión de la imagen corporal, que se manifiestan en la conducta alimentaria. Los T.C.A más comunes son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.

La detección de estos trastornos y la iniciación temprana del tratamiento promueve la cura y recuperación del paciente. En esto, los padres, familiares y amigos de la persona con T.C.A pueden jugar un papel fundamental.

Sin embargo, es común que el familiar se sienta tan desorientado como la persona que sufre el trastorno y no sepa qué hacer o a dónde acudir para ayudar a su ser querido. Por ello, desde Fundación Ayúdate preparamos una guía para brindar la información y herramientas necesarias para poder ayudar a una persona que sufre de algún T.C.A.

¿QUE HACER Y QUE NO HACER?

¿Qué Hacer?

  • Si sospechas que un hijo, familiar o amigo sufre de algún T.C.A, el primer paso es hablar de la situación directamente con esa persona.
  • Comunica tu preocupación evidenciándole los hechos y comportamientos anormales en su conducta alimentaria, siempre de una forma respetuosa y desde el cariño.
  • Toma el tiempo necesario para la conversación, escucha a tu ser querido y hazle sentir el apoyo que quieres brindarle.
  • Reconoce sus miedos, aunque puedan parecer irracionales, esto hará que la persona pueda sentirse comprendida y en confianza para hablar del tema.
  • Ten en cuenta que es normal que la persona se muestre resistente a hablar del tema o se sienta atacado ante las sugerencias de cambio. Sé un apoyo firme y no renuncies a los objetivos.
  • Intenta convencer a la persona de buscar ayuda psicológica para tratar con este problema.

¿Qué No Hacer?

  • No juzgues o acuses a la persona ni critiques su comportamiento o su forma de pensar, esto solo la hará más resistente y aislada. Hazle notar el impacto de sus conductas sobre las personas que la rodean, expresándole preocupación y cariño.
  • No hagas comentarios sobre su aspecto físico. Es importante comprender que la persona con T.C.A sufre de una distorsión de su propia imagen corporal y no un problema de alimentación.
  • Evite las soluciones simples, no hagas comentarios como “solo tienes que comer y ya” o “solo ve al médico”. Se debe entender que el tratamiento para los T.C.A incluye un proceso de recuperación física y mental para el paciente.

El acompañamiento y apoyo de los familiares y amigos puede ayudar a la recuperación del paciente con T.C.A. No obstante, es necesario que se comprenda que un trastorno del comportamiento alimentario es una afección de salud mental que a la vez afecta la salud y el bienestar físico del paciente, por lo que es de suma importancia que se busque atención médica y psicológica cuanto antes.

La recuperación de un paciente con T.C.A, es un proceso que involucra mente y cuerpo. Se debe intentar convencer a la persona de acudir a centros de ayuda psicológica, y, posterior a la evaluación del psicólogo, se remitirá al paciente a un médico de cabecera quien se encargará de evaluar la condición de salud de la persona y referirla a los médicos especialistas que correspondan.